Qué es para mí acompañar

Cuando una persona llega a mi vida para empezar un proceso de acompañamiento terapéutico, es un privilegio, un regalo el poder ser testigo de todo ese potencial de transformación del que disponemos si nos damos el permiso.

Para mi acompañar es estar presente y disponible desde mi centro.

Acompañar NO es hacerme cargo ni del dolor ni de la sanación del otr@, esa responsabilidad no me pertenece.

Cuando acompañamos desde el respeto, el amor y la confidencialidad, todo es mas humano.
Puedo acompañar desde un silencio, sin la necesidad de rellenarlo con palabras…
Puedo acompañar con una canción…
Puedo acompañar con un juego…
Puedo acompañar con una sonrisa…
Y todo estará bien.

Me mantengo siempre curiosa, nunca terminamos de aprender, y las personas que aparecen en mi vida también son mis maestr@s.

Poner consciencia si aparece el apego de un lado u otro. La vida son ciclos y movimientos, despertar una relación real y sana con el contacto y la retirada ( tomo lo que necesito y suelto o me retiro cuando ya es suficiente)

Acompañar es poder ESTAR con PRESENCIA en esas «Noches oscuras del alma» que aveces aparecen sin más intención que hacernos mas conscientes de lo que hay.

Agradecida a todas las personas que llegáis y hacéis posible lo que siento que ahora es mi misión de vida.

Deja un comentario